Entrevista impía a un arquitecto Catalán en Francia: Jordi Barthe

Jordi Barthe, arquitecto y paisajista por la EtsaB, actualmente ejerce su actividad profesional en Dijon. Él, al igual que muchos arquitectos, se ha visto obligado a desarrollar su actividad profesional fuera de la tierra en la que se formó. Aquí nos cuenta los más y los menos de su decisión y de su actual vida.

1. Cómo te definirías: ¿exiliado o aventurero?

Ya me gustaría ser un aventurero como Indiana Jones o Jack Sparrow y vivir en alguna isla del Caribe… de todas formas, exiliado o refugiado, llámalo como quieras, no tengo ningún complejo o problema en trabajar en aquello que me gusta y me apasiona, aunque sea fuera de España. Por ahora he encontrado un reto en Francia donde me han acogido y abierto las puertas como un profesional más desde el primer día

2. ¿Por qué arquitectura?¿No había otra opción?
Siempre hay más de una opción, el problema es decidirse y confiar en uno mismo. En mi caso  supongo que lo único que se hacer desde que tengo memoria  son cosas relacionadas con la geometría, las formas, el espacio, en definitiva, la arquitectura.  Así que no iba a renunciar a mi sueño casi al principio…

3. ¿Cuánto tiempo te pasaste en la carrera?
Jajja…, no es una cuestión de tiempo sino de aprovechamiento y de llegar a disfrutar de la carrera. Yo la hice en 5 años más dos años para concretar y finalizar el proyecto final de carrera. Si mañana tuviera que empezar de nuevo arquitectura, sabiendo todo lo que me espera, no sé si sería capaz….

4. ¿Pasabas más tiempo en el bar o en la biblioteca?
Por preferir escojo el bar de mi barrio con mis amigos de siempre….el bar de la ETSAB es muy ruidoso y nunca me he sentido cómodo ni para comer. En cambio en la biblioteca antigua dominada por el caos, donde nunca encontrabas lo que buscabas, pero por azar siempre descubrías libros increíblemente bien escondidos, interesantes y útiles, ahí es donde me gustaba perderme y a relajarme un poco.

5. ¿Ligaste?
Hombre en la biblioteca, estando en silencio, es difícil…además que es muy poco romántico entre libros, ¿no crees?

6. ¿Cuántas veces fuiste al cine durante la carrera?
Infinitamente más veces que estando en Francia.

7. Con quién preferirías jugar al Monopoly: Le Corbusier, Mies o Wright.
No soy mucho de juegos … pero puestos a imaginar seria genial jugar con Le Corbusier…¿en el monopoly de la ville Radieuse?

8. ¿Por qué?
Tendría la oportunidad de preguntarle si aún cree en el modelo de ciudad que proponía a la vista de las ciudades que hoy conocemos.

9. ¿De que hiciste tu proyecto final de carrera?
Consistía en la ordenación urbanística de un sector en desarrollo en el barrio de Sant Andreu, Barcelona, destinada a 3 equipamientos: un IES, una biblioteca de barrio y un polideportivo. De los cuales y dentro de una lógica de conjunto, desarrollé más en detalle los dos primeros.

10. ¿Qué tanto por ciento de tú proyecto hiciste tú, y que tanto fue subcontratado?
Jajaja, ahí me has bien pillado, tenía esclavizada a toda la familia cortando y puliendo madera de balsa destinada a las maquetas.

11. ¿Te gustó?
En su momento lo pasé bien, aunque también sudé tinta las últimas semanas. Visto a posteriori creo que quise resolver dos programas en su totalidad y finalmente me faltó más detalle y sobretodo más innovación.

12. Con quien preferirías quedarte encerrado en el ascensor: Zaha Hadid, Kazuyo Sejima o Carmen Pinós?
Afortunadamente me llevo bien con los ascensores pero en una situación más bien tensa como esa, mejor con Carme Pinós.

13. ¿Por qué?
Simplemente por lenguaje…sería la única que entendería mis chascarrillos y chistes “sutiles”.

14. ¿Trabajaste durante la carrera?¿Qué hiciste?
Empecé a trabajar a media carrera, siempre como becario claro y a partir de la oportunidad que me proponían distintos profesores.

15. ¿Por placer o por deber?
Simplemente por necesidad de aprender y conocer cómo funciona la arquitectura aplicada en proyectos reales. Creo que es una experiencia muy enriquecedora y necesaria.

16. ¿Por qué te fuiste?
Bueno mi madre me echó de casa, mi hermano me odiaba y mi novia me dejo….así que decidí poner tierra de por medio, jajaja, ¿no te lo crees?… bueno en realidad fue simplemente por la crisis obviamente. A  pesar de cambiar del sector privado al público, los proyectos cada vez eran más escasos y menos interesantes, sin contar otros temas contractuales o económicos…

17. ¿Por placer o por deber?
Lo difícil es tomar la decisión y sobretodo no perder la ilusión en hacer lo que te gusta. Cuando llegas al punto de odiar la arquitectura y estar desmotivado por falta de trabajo pues no hay más remedio que abrir el horizonte…al principio siempre es más por deber que por placer.

18. ¿Dónde fuiste?
Al medio de la no-nada, jajajaja, lejos del estrés, allí donde la ratio entre el número de arquitectos y el número de habitantes es más bajo  de toda Francia…en la Bourgogne, Dijon.

19. ¿Por qué elegiste Francia? ¿Te gustaban los macarons?
Uy a mi todo lo que sea dulce me vuelve loco…los macarons por supuesto!! Bueno para una persona que no está  acostumbrada a trabajar fuera, que ni tan sólo ha hecho un Erasmus, pues un país tan cercano y a la vez tan desconocido como Francia puede ser una primera opción. Además si llevas un apellido francés pues también  influye supongo…en definitiva es plantearse un reto y motivarse para llevarlo a cabo.

20. Dejando de ser políticamente correcto: ¿Quiénes son mejores arquitectos, los franceses o nosotros?
No se trata de ser correcto o no,  es un hecho que la arquitectura y los arquitectos españoles son mucho mejores, siempre con matices claro está, pero aquí  hay una gran influencia de todo aquello que se produce en España. Afortunadamente estamos muy bien valorados y profesionalmente muy capacitados. También hay que tener en cuenta la asimetría existente en el territorio Francés que se plasma en muchos ámbitos, incluida la arquitectura: la calidad y el presupuesto de los proyectos en París es completamente distinta a la del resto del país. En general el nivel de exigencia y de calidad media de la arquitectura en España supera la media de las ciudades  francesas, sobretodo en la calidad y la gestión del espacio público.

21. ¿Qué has aprendido de ellos?
Desde el primer día y, a pesar de algunas limitaciones en cuanto a lenguaje,  me he sentido tratado como un verdadero profesional  e incluso con mucho más respeto que en mi propia ciudad, Barcelona. Es la educación y el respeto, que aunque sea de cara a la galería, los franceses aún saben mantener.  En cuanto a gestión del proyecto hay muchas más fases preestablecidas desde su inicio hasta su finalización, con su consecuente papeleo, tramitación, recursos y resoluciones que ponen a prueba tu paciencia.
La relación con las empresas también es distinta, al menos en Dijon: cada partida de obra tiene detrás una empresa distinta, que funciona como si fueran artesanos. El patrón y sus aprendices o becarios, con las correspondientes ayudas del estado, para que haya una regeneración en todos los oficios. Paseando por las obras de Dijon me quedé sorprendido de ver a muchísima gente joven  aprendiendo de la mano de gente con más experiencia. A nivel técnico, y debido al clima, he aprendido muchísimo a nivel de aislamientos, puentes térmicos, instalaciones de calefacción eficientes…en definitiva más atención a los detalles técnicos. También me ha llamado la atención el uso intensivo de la madera como material de primer orden para realizar cubiertas en edificios residenciales colectivos así como escaleras interiores y forjados.

22. ¿Qué cambiarías?
El teclado del ordenador jajaja,  yo pensaba que todos los teclados eran iguales pero no, además de la desaparición de la Ñ, hay letras colocadas en otro orden…sobretodo la A en el puesto de la Q…en fin pequeñas tonterías. Y después el tema del tiempo: si pudiéramos disfrutar de más días de sol sería simplemente perfecto.

23. ¿Prefieres a Sarkorzy o Holland?
Estando aquí sigo la actualidad política española mayoritariamente. Más que nada que con tanto escándalo y corrupción es mejor que los reality show franceses, así que no me deja mucho más tiempo para informarme de lo que pasa por aquí. En definitiva, no tengo herramientas objetivas para defender a uno u otro, aunque siempre me inclino más por Holland…

24. ¿Recibiste algún tipo de ayuda por parte de alguno de los gobiernos para instalarte en Dijon?
Pude optar a una beca Leonardo que me permitió conocer Dijon de antemano y los profesionales que allí trabajaban. Fue la oportunidad, el trampolín,  para dar el salto de Barcelona a Dijon. Y de aquí a cualquier otra parte…

25. ¿Qué tal tiempo hace allí?
Estás de broma ¿no? ¡¡Aquí hace un tiempo de perros!! Cuando no llueve, está nublado y si no hay niebla…sin contar el frio que es más estricto que en Barcelona….vamos lo llevo fatal aún…

26. ¿A cuanto te sale el alquiler?
Prescindiendo de la piscina, del jacuzzi exterior y del jardín que no me hacen falta por el frio…pues un precio razonablemente caro para una ciudad de provincias situada a 1.40h en TGV de París. Pero por eso dicen que Dijon es una ciudad burguesa….

27. ¿Qué prefieres, la crème brulée o la crema catalana?
Yo no hago feos a nadie, ni me meto en viejos clichés entre franceses o españoles o catalanes….yo me quedo con todo y lo mejor de cada uno de ellos: la crème broulée, los vinos franceses, los quesos franceses, la crema catalana, el fuet, la paella….si empezamos a recordar estos manjares exquisitos me entraran ganas de ir a casa de mi madre a comer…

28. La pregunta del millón…¿volverías?
Cuando estas fuera es cuando te das cuenta de verdad de lo que has dejado atrás y empiezas a apreciar aquellos pequeños detalles que antes pasabas desapercibidos. Sin duda Barcelona es una ciudad extraordinaria, conocida internacionalmente, bien posicionada y de moda, de una talla mediana donde encuentras de todo pero con un estrés razonable al mismo tiempo.
Sin duda y, como tantos otros profesionales, volveremos a España, pero obviamente no a cualquier precio, cuando lo creamos necesario y sobretodo con nuestras condiciones. Ahora es el momento de volar, de experimentar, de coger experiencia, de demostrar todo aquello que sabemos, de superar nuestras propias barreras y sobretodo de disfrutar de esa profesión que escogimos cuando aún no sabíamos que significaba la palabra crisis de verdad.

Muchísimas gracias por tu tiempo!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s