Viviendas en Ghana

“No se trata de dar el pescado, sino de enseñar a pescar”

Bajo esta premisa se articula un ejercicio que no solo se trata de una manera más de autoconstrucción y low-tech. Se trata de empezar a generar una industria a partir de las materias primas y las habilidades derivadas de sus costumbres y recursos.

El primer principio de la tecnología es adaptarse al medio. Se estudia el clima, los materiales, las costumbres y la gente; para dar paso a unas viviendas anárquicas y customizadas, solo un común denominador las identifica: los patios y la cultura, que siempre está presente.

En este caso la arquitectura no solo responde al mito de la cabaña que procura que el hombre se refugie del medio, sino que le da la posibilidad una manera de vivir.

Concurso en colaboración con la UPC.

Anuncios