Cuaderno de viajes: London

En la vieja Europa es difícil que una ciudad modifique su skyline y la línea que define su paisaje. Por este motivo, cuando una ciudad como Londres lo hace, es motivo más que suficiente para visitarlo. Recientemente el arquitecto Renzo Piano con su edificio de la torre Shard ha modificado el skyline de la capital británica.

La metropolis de Londres permite una escapa a la esencia y la historia del más puro high-tech, una ciudad multicultural y en constante evolución. Pasear por la city te permite ver como conviven en perfecta armonía las obras de arquitectos como Norman Foster, Renzo Piano y Richard Rogers… cada edificio es un manifiesto tecnológico en si mismo. Desde la Lloyd’s hasta la sede St. Gilles la tecnología y la ciudad no han dejado de innovar y de crear.

Todo el alarde tecnológico coexiste con la más pura tradición cultural. Es quizás esta dicotomía la que hace tan atractiva esta ciudad y la convierte en una de las ciudades más culturales de Europa.