Pecha-Kucha: Neuroarquitectura

La neuroarquitectura es una nueva concepción de la arquitectura cuyo objetivo es diseñar espacios que creen las condiciones para mejorar el estado emocional, el desarrollo cognitivo y el estado de salud general de los usuarios. Se basa en dos grandes descubrimientos de la neurociencia: la neuroplasticidad y la neurogénesis. La neuroplasticidad es la capacidad que tiene el cerebro de crear nuevas conexiones entre sus neuronas. Esto no sería posible sin la neurogénesis, que es la capacidad del cerebro de crear nuevas neuronas. La relevancia de estos hallazgos es enorme puesto que significa que el cerebro adulto es más moldeable de lo que se creía, es decir,  puede seguir aprendiendo y evolucionando a pesar de la edad del individuo. Evidentemente, la plasticidad del cerebro es mucho mayor en los niños pero los adultos pueden también trabajarla. Esto requiere dos condiciones: una activa, relativa a la actitud (el individuo ha de tener interés y motivación por aprender y emprender cosas nuevas) y una parte pasiva, relacionada con el entorno que nos rodea. El entorno ha de permitir que esa evolución del cerebro pueda darse. Es aquí donde entra en juego la labor del arquitecto, como artífice/creador de espacios.

Sigue leyendo